paseando a miss daisy

Educación y cortesía al volante

Cuando empezamos a calcular online un seguro de coche, todos nos esforzamos por conseguir la máxima cobertura al menor precio posible. Algo similar sucede al conducir un automóvil, que queremos estar seguros sin cambiar nuestros hábitos. Pero mientras que en el primer caso es posible conseguir una póliza completa a un precio razonable, en el segundo caso todos tenemos que poner de nuestra parte.

Hace unos años explicábamos cómo ser un caballero al volante. Y hay ciertos gestos que debemos fomentar al conducir para hacer la vida más fácil a otros conductores. Repasaremos algunas de estas prácticas que todos deberíamos adoptar para garantizar una mejor seguridad vial… así como aquellas que deberíamos eliminar.

10 comportamientos que ayudan al descanso

Primero tenemos que ponernos al volante. calma. Conducir es una actividad que puede implicar riesgos para los demás. Es algo que siempre tenemos que tener en cuenta. Incluso si tenemos prisa y hay un atasco: también eres responsable de que haya tanto tráfico en este momento.

¿Qué puede ayudar? Pues un sin fin de detalles que te resumimos en diez puntos:

  • A veces un paso atrás es una victoria: En un atasco, el que conduce más rápido no llega primero. Si te ayudas con los suplementos y conduces sin problemas, todos ganan fluidez. Tú también.
  • Todos somos humanos, lo siento.: Es inevitable que todos comenten una pequeña infracción. Lo mejor es reconocerlo y disculparse con el otro conductor o peatón con la mano. De esa manera te aseguras de que no esté molesto, o al menos menos molesto.
  • Agradecer: Hay buena gente en la calle. Todos los días te encuentras con uno, mira. Y si alguien tiene un detalle contigo (por ejemplo, te deja participar en el curso), tienes que agradecerle. Esto los animará a continuar con este comportamiento.
  • Facilita las maniobras: Si alguien te adelanta, no pises el pie, ayúdalo a volver a su carril lo más rápido posible. Y en los cruces de autopistas, cambiar al carril izquierdo facilita la conducción segura.
  • Cuidado con los peatones y ciclistas: Son más vulnerables en la carretera, apenas protegidos. Respete los pasos de cebra y tenga especial precaución en las áreas donde las bicicletas son comunes.
  • limpieza: No tires cosas a la calle. Se mueven en el espacio público y también están sujetos a una multa.
  • Luces antes de la bocina: En este caso, siempre recuerdo la fábula de Pedro y el lobo. La bocina solo debe usarse en situaciones de emergencia genuinas, limitada a ese uso. Si en algún momento lo usamos, pierde su significado y eficacia. Si necesita advertir a alguien, use un destello de luz de antemano, es menos disruptivo.
  • estacione correctamente: Aunque toma un tiempo, estacionarse en doble fila puede hacer que alguien salga del vehículo de manera inconveniente. Lo mismo ocurre si aparcas el coche en un paso de cebra o en una acera: puedes impedir el paso de una persona discapacitada o un cochecito. Y te evitas multas.
  • Ayuda: No en todos los lugares donde puede detenerse si ve una avería o un accidente. Pero negarse a recibir ayuda es un delito.
  • tranquilidad en caso de accidentes: En tales situaciones, es importante mantener la calma y no involucrarse en discusiones sobre quién fue el responsable del golpe. Para eso está el seguro.

10 comportamientos que debes eliminar mientras conduces

Sí, a veces todos conducimos con la misma pasión que tenemos en nuestro día a día. Pero no es (o no debería ser) un lugar para liberar tensiones acumuladas. El coche es una herramienta de movilidad y la conducción debe ser cómoda, nunca una válvula de desagüe. Evita posturas como esta:

  • Ven demasiado cerca: Si alguien conduce muy despacio, existe una alta probabilidad de que no pueda conducir más rápido. Aferrarse a su trasero no hará nada más que ponerlo nervioso. Debes mantener la distancia de seguridad.
  • lengua de víbora: Es muy común escuchar palabrotas dirigidas a otros conductores. Además de ser grosero, puede distraer a otros conductores… y muchas veces no sabes con quién estás hablando.
  • uso móvil: Conducir con un teléfono móvil no solo es (con razón) motivo de multas, sino también una verdadera falta de respeto hacia los demás conductores. No le prestas la atención que merece a una acción que requiere responsabilidad.
  • adelantar por la derecha: Atención, no nos referimos a adelantar a un coche en un atasco, sino a adelantar directamente por el lado equivocado. Podrías provocar un accidente. Aunque por supuesto es cierto que para ello primero deberíamos eliminar el siguiente comportamiento.
  • Maneja por la izquierda: Conduzca en el carril derecho y el carril izquierdo se utiliza para adelantar. ¿Muy difícil?
  • Presiona los discos en ámbar: Cualquier estilo de conducción agresivo es contrario a las buenas costumbres. Tenga cuidado, no decimos rápido, decimos agresivo (por ejemplo, adelantar en lugares que no están permitidos). Pero en un semáforo, cuando está en amarillo, es una situación demasiado peligrosa para que tú y los demás crean que estás por encima del bien y del mal.
  • Sin uso de intermitentes: Es increíble que tantos conductores ignoren esta práctica. No usarlos es como decirle a los demás que no te importa que estén ahí. Es la forma más eficaz de que los demás sepan lo que estamos a punto de hacer… y luego hacerlo de forma segura.
  • luces de abuso: Hay que ver bien… y ser visto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *