ITV revision

¿Qué elementos comprueban en la ITV de un coche?

En mayo de 2018 entró en vigor la nueva normativa de ITV. A partir de ese momento, las pruebas se hicieron más duras. Como probablemente sabrás, se trata de un procedimiento que verifica que los coches que circulan por las carreteras españolas cumplen los requisitos esenciales de seguridad, para no poner en peligro a sus ocupantes ni al resto de usuarios de la vía.

Si hablamos de turismos, tienen que pasar la ITV cuando tienen cuatro años desde la fecha de matriculación. A partir de ahí hay que hacerse una revisión cada dos años… ya partir de los 10 años cada año hasta que le den el alta. Los plazos para pasar la ITV varían según el tipo de vehículo y uso.

Es un trámite importante para poder circular bajo pena de sanciones. Puedes conservar tus documentos e incluso inmovilizar tu vehículo. Pero más allá de eso, saber que el auto está en buenas condiciones para circular es una garantía. Se estima que uno de cada cinco vehículos falla la ITV a la primera, por lo que conviene revisar previamente los elementos a revisar.

Documental sobre la existencia de la ITV

Ten preparados los papeles que te pedirán en la ITV para no perder tiempo. Estos son requeridos:

  • tarjeta itv. Siempre debe ir junto con la documentación del vehículo. Muestra la fecha de la última revisión y el día en que debe acudir a la próxima cita.
  • permiso de tráfico. Contiene información sobre el vehículo y su propietario en cuatro páginas. Muestra la fecha de matriculación de su vehículo.
  • Acreditación de seguro obligatorio: Cada vez es más habitual que lo consulten por internet en la estación por la que pasas la ITV.
  • identificación del conductor. No se requiere en todas partes, pero en algunos sí.

En un primer paso, estos papeles se utilizan para comprobar si esta documentación coincide con el vehículo a analizar. Verifican la marca, el modelo, el VIN y la matrícula. Si no coinciden con la documentación, si son ilegibles o están manipulados, se considera un defecto grave.

Artículos revisados ​​en la ITV

Habrás oído alguna vez que hay lugares donde pasar la ITV es más fácil o más difícil. Hay estaciones más rigurosas, e incluso una puede tener técnicos que inspeccionan más a fondo que otras. Pero todos, sin excepción, deben cumplir con los requisitos establecidos por el Guía de Inspección de Estaciones ITV. Y esto es lo que dice:

La gente no parece conceder demasiada importancia al estado exterior de su coche, pero cada vez hay más casos de imperfecciones en la carrocería que impiden la matriculación definitiva. Se comprueba si hay óxido, agujeros u otros daños. También, la ausencia de aristas vivas o cortantes, anclajes dañados, paragolpes… Todo para no lesionar al peatón en caso de colisión.

  • iluminación y señalización

Comprueban las luces del coche (luces de cruce y de carretera, luces de posición, marcha atrás, intermitentes, señales de emergencia, frenos, luces traseras de matrícula y antiniebla). Además, la iluminación interior y el avisador acústico.

Los largos hay que regularlos bien para evitar deslumbramientos.

Se comprueba que los asientos estén correctamente fijados a la estructura y se puedan plegar correctamente en vehículos de tres puertas con asientos traseros. También que los anclajes de los cinturones de seguridad estén en buen estado y no aprisionen, al igual que los sistemas de retención infantil. También el correcto cierre y apertura de puertas y ventanas.

También debe prestar atención a la visibilidad. Que los dispositivos anticongelantes y nebulizadores funcionen. Y el estado de los limpiaparabrisas. Deben funcionar correctamente, barrer una superficie suficiente y los cepillos deben estar en buen estado. También que el líquido de lavado se drene donde debería. Eso sí, olvídate de colocar cortinas o láminas adhesivas que puedan perturbar la vista.

La bocina debe funcionar bien, al igual que el bolsas de aire. Se comprueba que no se haya roto ninguno (por ejemplo, al cambiar el volante) y que no haya fundas en los asientos que impidan un correcto salto en esta zona. Ojo, también revisan los testigos que no enciende el testigo de airbag…o el testigo de avería en el motor. Deberían encenderse cuando el coche arranca… y apagarse unos segundos después.

Desde 2018 se ha confirmado que el cuentakilómetros funciona perfectamente y no ha sido manipulado.

Esta sección generalmente se verifica al principio junto con la verificación de VIN. Inspeccionan los anclajes, prestando especial atención a las fugas de aceite (que pueden causar accidentes), el estado de la batería y el cableado. Un poco más tarde también revisan el estado del tanque de combustible y el sistema de escape.

A continuación se comprueba que el coche está pasando la matrícula a baja velocidad y se comprueba el estado general de los órganos de dirección (volante, mecanismo de dirección, dirección asistida, rótulas…).

  • Ejes, ruedas, neumáticos y suspensión

Se comprueba si es necesario un cambio de neumáticos: profundidad de dibujo superior a 1,6 mm, que no tengan defectos ni cortes ni desgaste desigual… Los que están en el mismo eje deben ser iguales… que su medida , el índice de velocidad y carga es el indicado en la ficha técnica,

También se comprueba el buen compromiso de la suspensión y que todos los elementos no presenten signos de corrosión…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *