turbo coche 5

¿Qué es el turbo y cómo cuidar adecuadamente un motor turbo?

Hoy en día hay un gran porcentaje de coches en nuestras carreteras ellos son turbo. Décadas atrás la tendencia era diferente y los motores atmosféricos eran una opción más sencilla y confiable. Sin embargo, la necesidad de reducir el consumo de combustible y las emisiones de los automóviles ha cambiado el panorama. Una medida clara fue reducir el desplazamientopero eso también tendría un impacto directo en su poder.

La solución para tener pequeñas mecánicas con consumos y emisiones contenidos al mismo tiempo mantener su fuerza y ​​eficiencia Tiene su propio nombre: turboalimentación. No es un recurso nuevo ya que su uso comenzó a mediados del siglo pasado. Para él La popularidad ha llegado en las últimas décadas. Y es una tendencia que no parece detenerse. Por ello, conocer todos los detalles de este elemento y aprender a realizar un correcto mantenimiento es fundamental.

¿Qué es el turbo?

La turboalimentación o simplemente turboalimentación es un cargando sistema que logra comprimir el aire que circula hacia el edificio del motor una mezcla más rica. Con un turbocompresor es posible enviar una mayor cantidad de oxígeno, que también llega a una mayor cantidad de combustible. De esta forma se consigue el ya comentado aumento de prestaciones y una respuesta más potente, que se nota cuando el turbo entra en acción.

Consiste en un par de turbinas, una de las cuales gira por la acción del gases de escape y otro en el otro lado, girando y empujando simultáneamente el aire hacia la entrada del motor. El turbocompresor puede girar a una velocidad de hasta 200.000 rpm y alcanzar temperaturas de hasta 900 ºC. Como se ha dicho, los gases de escape salen a una temperatura muy alta y no sería bueno que llegaran así a la admisión del motor.

Es por eso que la función del intercooler, que se encuentra entre las dos partes, es crucial. puede enfriar el aire Va desde el turbo hasta el motor. También hay una válvula de descarga en este sistema para eliminar la presión adicional del escape. Hablando de presión, cada vehículo tendrá uno diferente tamaño y presión de impacto, así como otra configuración. Ya hemos hablado extensamente sobre todos los tipos de turbos que existen.

cuidado turbo

El turbo es un elemento que no requiere mucho mantenimiento, pero existen algunas medidas que aumentarán su vida útil. El primero es muy sencillo y llega al arrancar. Siempre es útil dejar el motor en ralentí durante aproximadamente un minuto para que el aceite tenga tiempo de expandirse por todos los rincones y grietas de la mecánica. Por eso El turbocompresor está lubricado. cuando nos bajamos. Esto es especialmente importante a bajas temperaturas.

La mecánica solo alcanza su temperatura óptima después de un tiempo, por lo que es mejor no forzarla en los primeros minutos. también es conveniente Programe un tiempo de enfriamiento antes de aparcar el coche. Deje el automóvil en ralentí antes de apagar el encendido para evitar que la temperatura del aceite cambie tan drásticamente y cause daños. En este punto está claro que es muy importante Usa aceite de calidad en el coche, porque eso afecta al turbo.

Turbo errores y síntomas

Como decíamos, el turbo es un elemento bastante resistente que no se estropea con facilidad. esto sin embargo No significa que esté libre de errores.. Afortunadamente, en muchas ocasiones existen algunos síntomas que nos avisan de un funcionamiento anómalo antes de que el turbocompresor se estropee. Primero que nada tienes que cuidado con el aceiteen caso de consumo excesivo (indicado por humo blanco del escape), uno de los casquillos podría resultar dañado.

Dependiendo del tipo de turbocompresor, la sensación del vehículo puede ceder tartamudeo o pérdida de poder, que puede ser causado por una válvula de escape dañada. Otro síntoma que se puede experimentar son silbidos o ruidos más fuertes provenientes del motor, que pueden ser causados ​​por mangueras o abrazaderas turbo. Que ruido del motor Pueden deberse a varias causas, por lo que es recomendable acudir a un profesional a la hora de detectarlas.

Es mejor prevenir que curar y siempre trate de atrapar el turbo defectuoso antes de que necesite ser reemplazado por completo. Esta operación puede superar los 1.000 eurossegún el tipo de turbo y el vehículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *