vendedor coches usados

Así camuflan los defectos de los autos usados

Como todos sabemos, cada vez se venden más coches usados ​​en España y menos coches nuevos. pero compra uno Los coches usados ​​albergan riesgos, porque no conoce ni al vendedor ni el uso del vehículo. Por lo tanto, le pedimos que pague Considera este otro consejo en el que te dimos las diez cosas que debes tener en cuenta antes de comprar un auto usado.

Aunque ahora queríamos darle un enfoque diferente. Ya que muchos proveedores son chapuceros camuflar los defectos de sus coches de segunda mano antes de ponerlos a la venta. Según algunas fuentes, esta práctica es más común que esta Coches de más de seis años. y que cuesta menos de 6.000 euros. Te damos algunas claves para localizar estas estafas para que no te estafen y hagas una buena compra.

¿Existe tal coche?

A todos nos ha pasado, vemos el anuncio de un coche atractivo a un precio que lo hace aún más apetecible. Pero hay que pensar que no es una ganga, sino una anuncio falso que solo quiere nuestro dinero. En Coches.com realizamos un filtro exhaustivo para evitarlos, pero es posible que no tengas la misma suerte en otros sitios. Por supuesto que no ninguna transacción antes de haber visto el coche y ten cuidado si te piden dinero por adelantado o desde el exterior.

Señales de que has sufrido un ictus

Para detectar si un vehículo ha sufrido un golpePrimero hay que mirar el cuerpo. Si la pintura no es regular o hay diferentes tonalidades de color, puede significar que ocurrió un accidente (y que la reparación no fue buena). Eso también podría ser detectar si hay ruidos extraños en interiores o mientras conduce. Esta es una información importante porque un automóvil con daños estructurales puede afectar la seguridad.

Tiene los kilometros que dice tener?

Algunas pistas que podrían llevarnos a esta conclusión son las Desgaste de algunos elementos. como el volante, los pedales o los mandos del interior. Si el estado no es bueno y nos han dicho que el kilometraje es bajo, mejor desconfiar ya que pueden haber manipulado el cuentakilómetros. También puede ayudar que las agujas del motor no marquen bien. En cualquier caso, para que no haya dudas, puede valer la pena solicitar un informe de tráfico de la DGT, que nos proporcionará este y otros datos de interés. Se puede hacer online y cuesta 8,50 euros.

Modificaciones dudosas

Puede ser que el coche tenga algunos instalados Artículos que no formaban parte de la norma. Es importante comprobar su origen y asegurarse de que están debidamente matriculados, de lo contrario no pasarán la ITV. Si los cambios tienen afecta el motor Debe prestar el doble de atención ya que podría afectar la confiabilidad. Es mejor revisar este punto con un mecánico especializado que sea un experto en este campo.

Interior que deja mucho que desear

La mayoría de los automóviles están fabricados para durar y sus componentes suelen resistir bien a lo largo de los años. Así que si encontramos uno Interior excesivamente deteriorado es motivo de duda. Hablamos de puntos como el volante, la tapicería e incluso los plásticos o los distintos mandos. Está dará una idea general cómo el propietario anterior ha cuidado el vehículo en los últimos años.

ruido extraño

los ruidos Siempre son motivo de sospecha. Ya mencionamos los del habitáculo, pero también sería recomendable escuchar el motor en marcha. Si se escuchan ruidos extraños de su mecánica, podría significar Elementos como la cinta o la inyección está a punto de colapsar. El humo del escape también puede ser otra señal a tener en cuenta. En cualquier caso, es recomendable mirar un seguro de garantía mecánica para vehículos usados.

No te dejarán intentar

Siempre hemos dicho que cuando compras un auto usado tienes que probar eso primero. Ya hemos revisado algunas de las consideraciones que deben tenerse en cuenta durante las pruebas para garantizar que todo sea correcto. Si el propietario del vehículo no está dispuesto a entregarlo, es posible que esté ocultando algo. Hay cosas tan obvias como vibraciones en la dirección, fallos al frenar o los mencionados ruidos que no son fáciles de disimular.

Fuente: Autofácil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *