hipnosis2

que es y como evitarlo

Si alguna vez has estado conduciendo por una recta interminable con poco tráfico y un paisaje completamente homogéneo y común y de repente te das cuenta de que llevas varios metros conduciendo sin cuidado, no estás solo.

Conocido como hipnosis de carreteraes un fenómeno que se da en la mente de muchos automovilistas y que se puede resumir brevemente como “conducir en Babia”.

Este fenómeno, documentado desde 1921, se explicaba como una conducción automatizada en estado de trance en el que, a pesar de conducir con movimientos totalmente naturales, estos no se ejecutan de forma consciente. ser para el conductor totalmente imposible recordar lo que sucedió hace apenas unos segundos.

El peligro de este fenómeno generalizado es evidente. Bueno, afecta nuestra capacidad y tiempo de reacción de una manera muy negativa.

Además, en los Estados Unidos en la década de 1950, se reportaron muchos accidentes de tránsito con causas «incomprensibles». Años más tarde, comenzaron a circular varias teorías que apuntaban a la distracción que emanaba de este estado de ánimo como la causa.

Los expertos en tráfico y la psicología señalan que esta es una de las principales causas circulan por rutas muy rutinarias y con un paisaje muy homogéneoo, así como conducir con fatiga. Otros factores, como conducir de noche o conducir solo, también están altamente relacionados con los casos de hipnosis vial.

¿Cómo evitar los hipsonis de la calle?

Estos cuatro detalles pueden ayudarte a combatir la hipnosis de la carretera:

  • Mira a tu alrededor y no fijes la mirada en un solo punto: Esto nos permite ser conscientes de lo que sucede a nuestro alrededor y evitar la somnolencia.
  • Mantente hidratado: Beber agua es fundamental para evitar el cansancio y por tanto rodar en plena forma física.
  • Pare cada dos horas de viaje: Hacer un viaje largo de una sola vez es una idea muy peligrosa. Las paradas relativamente frecuentes nos ayudan a recuperar fuerzas y reducen algo la rutina de la ruta.
  • Presta atención a los estímulos de la zona (pero no demasiado): Al observar los detalles de la carretera y los estímulos, nos aseguramos de que estamos conduciendo conscientemente. Eso sí, no le prestes demasiada atención a esto, ya que puede ser contraproducente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *